Menu
loading...

Aspectos prácticos en el control de enfermedades emergentes

  Sanidad  

La necesidad de la población humana por consumir proteína de origen animal ha desarrollado una de las industrias más importantes y de primer orden; de acuerdo a esta necesidad, las granjas con animales domésticos especializadas fueron creadas. Dadas las condiciones actuales y en respuesta al crecimiento mundial de la población, las granjas han multiplicado su población y se han desarrollado nuevas técnicas de producción, con líneas genéticas de máxima eficiencia y cada día mayores estándares de productividad, criando animales cada vez más exigentes, desde el plano nutricional, de salud e instalaciones, a propósito, tratando siempre de mantener su estado en homeostasis. Por lo que existen regiones dónde la sobrepoblación porcina es una realidad, misma que ha permitido el intercambio y desarrollo de cada día más agentes microbianos.

La presencia de nuevas enfermedades (emergentes), así como la reaparición de antiguos microorganismos causando nuevos problemas clínicos (reemergentes) es motivo de alarma entre la población a nivel mundial. Tanto, que en el pasado IPVS de Cancún (Junio 2014) contó con varias conferencias magistrales sobre estos temas. Y el próximo año en Kyoto Japón se celebrará el 7º Simposium Internacional de Enfermedades Emergentes y Reemergentes del Cerdo.

A partir de la aparición del virus de PED entre Abril y Mayo del 2013 en América del Norte y la difusión de ésta enfermedad entre las granjas, causando el deceso de millones de cerdos, no sólo en Estados Unidos (dónde reportaron los primeros brotes), Canadá y México están sufriendo las consecuencias de la enfermedad. Además se ha difundido rápidamente hacia el resto del continente, reportando casos en Guatemala, Colombia, Perú, incluso Haití siendo una isla caribeña llegó a infectarse. Así que es muy probable que el virus siga su diseminación hacia el cono sur.

La verdad, es que a pesar de contar con bastante información, en nuestro medio rural es difícil contar con todo lo necesario para poder evitarlas. Más aún así, debemos saber controlarlas por lo que mantenerse informado es la clave para tomar decisiones importantes lo más rápido posible.

Para un ejemplo actualizado, pensemos en la tragedia que está sucediendo en África Occidental, donde casi 2,000 personas han perdido la vida ante el ébola, que es una enfermedad originalmente relacionada con murciélagos frugívoros, causada por un virus que pudo adaptarse y mutar hasta poder infectar y matar al humano como ahora lo sabemos (tasa de letalidad cercana al 80%).

En México, se consideran como enfermedades exóticas de los cerdos, y que podrían volverse emergentes: A la Fiebre Aftosa, Fiebre Porcina Clásica, Peste Porcina Africana y la Enfermedad Vesicular del cerdo. Estas son de rápida difusión y consideradas de las más costosas para la Industria por lo que están dentro de la lista A de la Oficina Internacional de Epizootias.

aspectos1

Naturalmente, siempre existe la posibilidad de aparición de nuevas enfermedades, como hace años, sucedió con el virus de PRRS o más recientemente por el Virus Nipah (VNi) diagnosticado por primera vez en Malasia en 1998 (La India, Bangladesh y Singapur), qué además se considera una Zoonosis Emergente, ya que el virus originalmente infecta Murciélagos Frugívoros y ahora puede infectar además del hombre y a algunos mamíferos como el cerdo. Causando un síndrome respiratorio agudo y/o una encefalitis mortal, ya que no existen vacunas disponibles para la prevención y sólo con terapia de sostén intensiva algunas personas han sobrevivido (tasa de letalidad del 50%). Estos virus están inscritos en la lista B de la Oficina Internacional de Epizootias.

Breve Historia del PED en México:
En la región central del país entre Julio y Agosto del 2013 reportan casos de alta mortalidad de lechones lactantes asociados a diarrea y vómito (que también afecta a hembras adultas, lechones en destete y engorda, sólo que en éstos casos la mortalidad es bastante menor). Se comenta sobre la posibilidad de GET, ya que rápidamente ha infectado muchas granjas, durante las primeras semanas post-brote la mortalidad pre-destete es del 100%, y comienzan a dar Feedback para contrarrestar los efectos de la enfermedad. Se busca apoyo de laboratorios para el diagnóstico, CPA y gubernamental buscando otras enfermedades, se sospecha de un virus “nuevo” que está causando problemas en EU (PED). Qué al cabo de un tiempo resulta diagnosticado como presente y causante de la nueva epizootia, que pronto involucra a la mayoría de regiones productoras de cerdos del país. (A la fecha la Península de Yucatán se mantiene libre de la enfermedad).

Al igual que en la Unión Americana, se presume que el transporte de cerdos es el principal difusor de la enfermedad, ya que hasta en regiones remotas reportan casos de diarreas y particularmente para el fin de año, cuando aumentan las ventas de todas las granjas, cuando más empresas se infectan por el virus de PED. Provocando el mayor déficit en producción porcina de este milenio. Lo que conlleva a una baja espectacular en el cerdo de abasto (disminuyendo las importaciones, ya que también en EU provocó mermas); Así que en consecuencia, se desata la escalada de precios para la carne de cerdo, que hasta ahora seguimos viviendo.

Adicionalmente, por la misma falta de inventario de cerdos y las buenas cosechas de granos los costos de insumos bajan y las utilidades del negocio aumentan. Y a pesar de que la enfermedad está presente, ¿la actividad porcícola se vuelve próspera? o más bien muy redituable. Al menos hasta ahora, en tanto no se presenten nuevas epizootias, o se cumplan los augurios de muchos colegas que suponemos, vamos a sufrir rebrotes de PED en el próximo invierno. Dado que muchos de los porcicultores no han cambiado del todo, la forma de producir o comercializar su producto.

Lo mejor que podríamos hacer, aprovechando las utilidades extras que el negocio actualmente tiene sería: reestructurar la manera de producir, mejorando los sistemas de producción, invertir en instalaciones y/o cambiar algunas que son obsoletas y que por falta de tiempo-dinero no se han podido renovar. Al igual que en la teoría de la evolución que propuso Charles Darwin (1859), en éste negocio de la porcicultura “el que no se adapta, se extingue”. Así que a continuación, les muestro algunos de los cambios, que podrían hacerse para contrarrestar los efectos de ésta y otras enfermedades que podrían surgir en lo futuro.

Medidas de Prevención y Control:
“La salud es el activo más importante que tienen las granjas (porcinas)” MVZ L. Olea AMVEC 2002.

Aunque se están desarrollando vacunas e incluso probando algunas en EU y Canadá, a la fecha en México esto no es posible ya que aunque la enfermedad se ha reconocido, las autoridades están muy atrasadas con los registros. Más aún, todavía no contamos con todos los medios de diagnóstico, ya que sólo contamos con una prueba rápida de Inmunocromatografía con la que damos positiva o negativa la muestra examinada. Incluso, los primeros resultados sobre las vacunas están saliendo a la luz pública y parece que no previenen la infección del virus del PED. Por lo que ahora, se está probando utilizar la vacuna como un booster, aplicando previo al parto, tratando de evitar la infección de los lechones en maternidad, pero con pobres resultados.

Ya sea porque el virus es un coronavirus RNA con capacidad mutagénica, y/o porqué la cantidad de virus excretada es muy alta, las vacunas aparentemente no dan los resultados esperados. Así que como con otras enfermedades, vamos a lidiar ésta por una temporada; en tanto no aclaremos muchas dudas como las vías de diseminación, la patogenia del virus y otras más pero sobretodo no tengamos los medios para un diagnóstico correcto y que en otros países ya existen.

Por lo que debemos retomar los principios de Bioseguridad que todos sabemos deberíamos aplicar y pocas veces siquiera los checamos. La bioseguridad, se refiere al conjunto de medidas encaminadas a reducir los riesgos de introducción y diseminación de agentes patógenos en las explotaciones agropecuarias. Estas medidas tienen como objetivo minimizar el riesgo sanitario, mejorar la productividad y al mismo tiempo, que se obtengan productos sanos y seguros para el consumo humano.

Existen muchos manuales de bioseguridad, pero no es el objeto del presente discutirlos. Así que sin mencionar todas sus recomendaciones, comentaremos sobre algunas prácticas que podrían ser de las más importantes para mantener en alto la bioseguridad de la granja:

1.- Ubicación: De acuerdo a las referencias lo mejor es que la explotación se encuentre en un área “aislada” de otros centros de producción. Pero la mayoría de las empresas porcícolas se encuentran en áreas comunes; el centro, el bajío, los altos, Sonora, Puebla, etc.
Así que en éste el primer punto y tal vez el más importante estamos perdidos. Claro, sólo en el caso de que estén a punto de construir una granja nueva, definitivamente, no es recomendable iniciar operaciones en las mismas zonas sobrepobladas; Así qué… ¿Qué podemos hacer con nuestras granjas ahora?

Lo mejor es vernos como una comunidad, que produce un bien en general y dada esta situación, comprometernos todos con la sociedad, participando al unísono en medidas de bioseguridad regional, creando espacios, donde todos los integrantes de cada zona y en forma regional puedan compartir ideas, ser amplios de criterio exponiendo la realidad de cada operación, tratando de analizar la situación común, proponiendo medidas generales que aminoren los riesgos para todos. Así como los suyos propios, exponiéndose menos a nuevos problemas y enfermedades.

Por ejemplo: En la península de Yucatán dónde se mantienen libres de PED y otras enfermedades tienen una gran ventaja: Son muy pocos lugares por donde ingresan insumos y/o animales. Así que revisando uno a uno a cada transporte que pasa por éstas vías de tránsito e impidiendo que pasen vehículos sin lavar y desinfectar. Incluso cuentan con autolavado y personal calificado para inspeccionarlos (y después de cumplir una breve cuarentena posterior a la inspección). Al vehículo se le extiende un  documento que avala que cumplió el proceso y luego sigue su tránsito al interior además cada empresa se responsabiliza, de volverlo a checar antes de volverlo a cargar.

Así que en algunas empresas del centro, se han propuesto cumplir con esto a pesar de que les supone un costo inmediato. Cuentan con autolavados “certificados” que les ayudan con ésta acción. De tal manera, que los vehículos que van a las granjas, son monitoreados e inspeccionados antes de llegar a la operación (Si necesitan una cuarentena precautoria, la hacen).

Para otros porcicultores, ya es una realidad, el manejo de una bitácora del vehículo, dónde no sólo apuntan por fecha el kilometraje y el combustible, sino que además saben dónde estuvieron, de donde vienen y a donde van, así como toda serie de detalles, que nos permitan analizar si pueden ingresar o no a las unidades. (Independientemente del uso de GPS que por otros motivos usen).

2.- Instalaciones: Tener unidades de producción sin baños o ropa y botas de uso interno, para muchos es impensable. Pero existen granjas, que aún siguen sus prácticas tradicionales, y no cuentan con ello. Este es el mejor momento para construirlas, ya que no sólo dan servicio a la granja, sino que además proveen salud y bienestar a los empleados. En algunas empresas han creado áreas para intercambio de ropa de uso común, por ropa de tránsito a granjas, impidiendo que ropa o utensilios del exterior lleguen hasta el interior de la operación.
Es obvio que tampoco los celulares pueden ni deben ingresar a las instalaciones, a menos que sean de utilidad para la empresa y con su debida desinfección (usando spray desinfectante, vapores y/o luz ultravioleta). Lo que necesitamos, es crear una conciencia clara del objetivo de éstas acciones. Y que todos los empleados estén enterados. Si es necesario redactando las instrucciones a cumplir en algún cartel que todos vean y apliquen sin excepción.

Hay otras que están construyendo o reformando instalaciones, pensando en mejorar el proceso de limpieza y desinfección. Usando mochilas con desinfectantes que pueden aplicar en presencia de personas y animales pasando al menos una vez al día. Entonces, están instalando bombas y aspersores para que diariamente un par de veces automáticamente y por horario realicen la tarea.

Los pasillos para movimientos de animales (en las granjas que cuentan con ellos), generalmente son descubiertos, así que de qué sirve lavarlos y desinfectarlos perfectamente, si luego pasa un ave volando y defeca o tose sobre ésta área. Se requieren cubrir con techos y/o encerrar con mallas anti pájaros como al resto de las casetas y corrales. El virus de Influenza, GET, PED, Ojo Azul y otros han probado ser movidos por aves. Y ya están llegando al país parvadas de aves migratorias, que vienen huyendo del frío invernal hacia el sur. No se les olvide también que el área dónde más animales pasan son los embarcaderos, así que también deben considerarlos en sus planes de limpieza, desinfección y mejora de instalaciones y cada vez que pase un cerdo por allí debe ser completamente higienizada el área.

Claro que nunca deben pasar vehículos externos al interior de las unidades, debemos contar con tolvas de alimento, tanques de gas y embarcaderos al borde exterior de las granjas. Las empresas que no cuentan ahora con ésta infraestructura deben instaurarla ahora que tienen el medio $. Hay algunas que han decidido invertir y poner tolvas al exterior de las granjas y con sistemas mecánicos o eléctricos introducen el alimento a las unidades de producción.

Otras empresas han creado centros de acopio, donde llevan los cerdos que van a vender, de manera que los compradores nunca, se ponen en contacto directo con las granjas, así sólo con vehículos propios, con la logística que se requiera, absorbiendo mermas y costos adicionales evitan que un comprador pueda infectar sus animales.

En la mayoría han construido “arcos sanitarios” algunos con fosas para mojar las llantas (más funcionales). Además que los conductores deben ser capacitados y darle tiempo suficiente a los aspersores para que carguen y comiencen con la desinfección. En varias empresas esto se complementa con una “fumigación” de la caseta y/o el chofer cambia de uniforme (y si se puede se baña) o se le prohíbe bajar de la unidad por el riesgo que representa el hecho que venga de otras áreas como la panta de alimentos, otras granjas y de rastros. Continuará… SP

Autor-es:Jesús Olvera Macías

Read more...

Los resultados obtenidos en experimentos controlados, demuestran que el plasma porcino atomizado no es infectivo para el virus de la diarrea epidémica porcina (PEDv) (Segunda parte)

  Sanidad  

Cuando se evalúa toda esta información resulta lógico pensar que si el lote de plasma porcino investigado por la CFIA presentaba infectividad, la contaminación con el virus PED se produjo externamente en algún momento entre finales de diciembre del 2013 e inicios de enero del 2014.

Resultado 5: Regiones como Brasil y el Oeste de Canada se han mantenido libres del virus PED a pesar de haber alimentado cerdos con plasma porcino atomizado PCR positivo para el virus PED importado de Estados Unidos.

APC Inc posee una planta de producción en el sur de Brasil dedicada exclusivamente al tratamiento de sangre porcina. Entre finales de diciembre de 2013 e inicios de enero del 2014 se tomaron varios lotes de sangre porcina atomizada para analizar la presencia de material genético del virus PED mediante PCR. Todas las muestras resultaron negativas, lo que confirma que el virus no está presente en Brasil tal y como ya habían comunicado los veterinarios de ese país. Durante el año 2013 se exportaron desde US a Brasil cantidades suficientes de plasma porcino atomizado para alimentar entre 2,5 y 3,5 millones de cerdos. A pesar de la gran cantidad de plasma porcino atomizado procedente de US (PCR positivo para el PEDv) que se utilizó como ingrediente en piensos de cerdo en Brasil, nunca se ha diagnosticado la diarrea epidémica porcina causada por PEDv en ese país.

Resultados:

resultados1

Entre abril y diciembre de 2013 suficiente cantidad de plasma porcino atomizado para alimentar ente 4,5 y 5 millones de cerdo fue exportado desde US al oeste de Canadá. El plasma procedente de plantas norteamericanas era PCR positivo para PEDv. Sin embargo, durante ese periodo no se detectaron casos de diarrea epidémica porcina en el oeste de Canadá. De hecho la cabaña porcina del oeste de Canadá permaneció PEDv negativa durante marzo de 2014 con la excepción de un caso detectado en febrero del 2014 no relacionado con el consumo de pienso. A finales de abril se localizaron 3 muestras ambientales que fueron positivas a la presencia del virus en dos zonas de alta densidad de tránsito en la región de Manitoba. Según el director general de la Oficina Veterinaria Canadiense los casos de contaminación ambiental en Manitoba no se han correlacionado con granjas de las zonas. En síntesis, tanto los resultados obtenidos en experimentos controlados, como el hecho de que entre 2,5 y 3,5 millones de cerdos en Brasil y de 4,5 a 5,0 millones en el Oeste de Canadá hayan sido alimentados con piensos conteniendo plasma porcino atomizado PCR positivo para PEDv procedente de US, apoyan la conclusión de que el plasma porcino atomizado ni contiene virus PED infectivo ni transmita la enfermedad. No obstante, todos estos datos no excluyen la posibilidad de que el plasma porcino atomizado, o cualquier pienso que lo contenga, puedan resultar contaminado externamente con virus infectivo. De hecho, todos estos datos apoyan la hipótesis de que el plasma porcino atomizado analizado por la CFIA fue contaminado con virus infectivo en algún punto de la cadena de distribución del producto tras su comercialización y cercano al momento de administración a los animales. Todos los datos indicados anteriormente, así como los publicados en el pasado, demuestran que la técnica de PCR únicamente indica presencia del genoma del virus en el plasma porcino atomizado, pero no distingue entre formas infecciosas y no infecciosas del virus. Un resultado PCR positivo por sí solo no indica que el material analizado contenga formas infectivas del virus. Resulta absolutamente necesario realizar experimentos controlados, como los recogidos en este documento, para realmente comprobar si un ingrediente como el plasma porcino atomizado es seguro en términos de PEDv. Conclusión • La atomización inactive el virus PED incluso a temperaturas inferiores a las que se utilizan en plantas de producción industrial de plasma porcino atomizado. • Cuando plasma en polvo es re-contaminado con virus, el virus PED pierder infectividad a los 7 días si el producto es almacenado a temperatura ambiente y en 21 días si se almacena a temperatura de refrigeración (4ºC). • Cerdos alimentados con plasma porcino atomizado PCR positivo para PED mediante bioensayo o mediante un estudio más amplio con cerdos al destete no se infectaron con el virus PED. • De igual forma, en regiones sin casos de PED, millones de cerdos fueron alimentados con plasma porcino atomizado PCR positivo para PED importado desde los Estados Unidos de América desde Abril del 2013 y esas regiones continúan siendo libres de virus PED. Estos resultados nuevamente evidencian las investigaciones anteriores que demostraban que el plasma porcino atomizado es un ingrediente seguro y vital en el pienso de cerdos para una industria porcina global. El plasma animal atomizado es una mezcla diversa y compleja de proteínas que proporcionan la base nutritiva que respalda toda una serie de efectos biológicos beneficiosos sobre la habilidad de los lechones para enfrentarse y superar el estrés asociado al periodo post-destete. Los beneficios asociados a la nutrición que el plasma porcino atomizado proporciona una herramienta clave en dietas post-destete, está mundialmente reconocida en la industria porcina debido a la extensa bibliografía existente sobre sus efectos beneficiosos en el crecimiento, consumo de pienso, morbilidad y supervivencia en el periodo de destete. De hecho, numerosos estudios demuestran que una alimentación suplementada con plasma animal atomizado beneficia, ayuda y mantiene a cerdos infectados con PCV2-SD, PRRS y otras enfermedades respiratorias y gastrointestinales, incluyendo TGE. Por lo tanto, en el caso de una infección con PEDv, cabría esperar que la suplementación de la dieta con plasma animal atomizado tuviese un potencial efecto beneficioso sobre la capacidad de los animales para superar la enfermedad. SP

Investigaciones realizadas por la Asociación Norte Americana de Productores de Hemoderivados de Origen Animal Secados por Atomización (NASDBPP).

Read more...

Los resultados obtenidos en experimentos controlados, demuestran que el plasma porcino atomizado no es infectivo para el virus de la diarrea epidémica porcina (PEDv)

  Sanidad  

El virus que causa la diarrea epidémica porcina (porcine epidemic diarrhea virus, PEDv) es un patógeno difícil de controlar que causa una gran mortalidad en cerdos jóvenes provocando grandes pérdidas económicas en la industria porcina. Este virus se caracteriza por propagarse muy fácil y rápidamente en las explotaciones porcinas. La principal ruta de infección es el contacto directo con cerdos infectados o con las heces procedentes de animales infectados. Hasta el momento no se han identificado de forma clara otros vectores de transmisión o causas de infección. No obstante se ha especulado mucho sobre el posible papel del pienso y algunos ingredientes del mismo en la trasmisión de la enfermedad. Ciertas conclusiones, tomadas únicamente en base a datos epidemiológicos, han sido publicadas y aceptadas como hechos probados a pesar de no estar fundamentadas en datos experimentales objetivos que demuestren su validez. Este hecho ha generado una extensa discusión, tanto en congresos y seminarios del sector, como en diversas publicaciones y comunicados de prensa, sobre el papel de los piensos e ingredientes de los mismos en la trasmisión de la enfermedad.

Tras las investigaciones realizadas sobre el primer caso de PEDv en Ontario (Canadá) se concluyó que el pienso utilizado en la explotación, que contenía plasma porcino atomizado, era la fuente del virus. La agencia canadiense de inspección alimentaria (CFIA) declaró que se había detectado la presencia de virus infectivo en las muestras de plasma porcino pero no en el pienso que contenía este ingrediente. A pesar de estos resultados contradictorios, muchos han concluido que el plasma porcino atomizado contenía virus infectivo y que por tanto, este ingrediente fue el responsable de la transmisión del virus. En base a esta conclusión algunos veterinarios han recomendado no utilizar plasma porcino atomizado, y en algunos casos otros ingredientes de origen porcino, en piensos para cerdos a pesar de todos los beneficios sustentados y demostrados científicamente durante años derivados de la inclusión del plasma porcino atomizado en la alimentación porcina.

Esta publicación pretende por tanto revisar los resultados obtenidos en diferentes experimentos controlados realizados con el objetivo de comprobar la hipótesis de si realmente el plasma porcino atomizado contiene virus PED infectivo. (Cuadro1)

Resultado1:
La atomización inactive el virus

Se inoculó plasma bovino líquido con el virus PED (cepa CV777) hasta una concentración final TCID50 (dosis infectiva media para tejidos en cultivo) de 104,5 por ml de plasma líquido. Tres alícuotas diferentes del plasma líquido inoculado con PEDv fueron secadas por atomización utilizando un equipo de laboratorio (Büchi 190 Mini Spray Dryer) a una temperatura de entrada de 200°C (392°F). Con el objeto de emular las condiciones reales de producción del plasma atomizado comercial, el producto fue procesado para alcanzar 70 o 80ºC a través de su sustancia. La temperatura normal de salida del producto comercial en las plantas de producción es de 80ºC a través de su sustancia, no obstante se obtuvieron y testaron muestras obtenidas a una temperatura inferior (70ºC) para determinar si el virus puede permanecer activo a esa temperatura. Tanto las muestras líquidas como las atomizadas fueron analizadas para la infectividad del virus PED en células VERO en monocapa utilizando el procedimiento de micro-titulación con tres pases consecutivos en cultivos celulares nuevos de células VERO. La cepa del virus PED CV777 se utilizó en este estudio debido a que es bien conocido que esta cepa multiplica bien en células VERO y puede alcanzar una concentración de virus elevada para poder determinar y comprobar que la atomización inactiva una cantidad elevada del virus de la PED.

Resultados:
(Cuadro 2)

Estos resultados indicant que el virus de la PED es inactivado en condiciones simuladas de atomización comercial a temperaturas incluso inferiores a los que la industria utiliza para la producción comercial. La infectividad mediante el virus PED en las muestras de campo investigadas por la CFIA fueron probablemente como resultado de una contaminación post-procesamiento.

Resultado
2:
Las muestras retenidas investigadas del lote sospechoso de la CFIA fueron analizadas mediante bioensayo y no resultaron infectivas

Como el plasma investigado por la CFIA se produjo en Estados Unidos, la CFIA solicitó una investigación a la FDA que por su parte inspeccionó la planta de producción americana, revisó todos los registros de producción incluyendo los del producto investigado por la CFIA y recogió muestras del lote específico de plasma atomizado. Tras revisar todos los registros se comprobó que el lote investigado había sido producido bajo las condiciones normales de producción.

De forma independiente, las muestras recogidas por la FDA y las equivalentes recogidas por NASDBPP fueron enviadas para realizar análisis posteriores incluyendo bioensayos con cerdos. Se utilizaron muestras del lote investigado por la CFIA y muestras de dos lotes de producción elegidos al azar.

Los resultados del bioensayo realizado por la FDA revelados recientemente muestran: (Cuadro 3)

Los resultados del bioensayo muestran que las tres muestras de plasma porcino atomizado resultaron negativas en cuanto a infectividad del virus.

Los resultados de los bioensayos realizados por la Universidad de Minnesota a petición de la NASDBPP mostraron: (Cuadro 4)

Los resultados obtenidos en ambos bioensayos (FDA y NASDBPP) muestran que las muestras procedentes del lote de plasma porcino atomizado investigado por la CFIA no son infectivas, sin embargo la CFIA informó que las muestras de plasma recogidas contenían virus PED infectivo. Es importante tener en cuenta que las muestras recogidas e investigadas por la CFIA fueron tomadas después de que el producto fuese recogido por el cliente y entregado y almacenado en la empresa productora de pienso donde se mantuvo hasta la fabricación del mismo.

Resultado
3:
Alimentando lechones con piensos de destetados a 21 días con plasma porcino atomizado PCR positivo para el virus PED durante 14 días no se infectaron con este virus.

En el ensayo se utilizaron cuarenta y ocho lechones destetados a los 21 días de edad distribuidos al azar en dos grupos o tratamientos con 6 corrales por tratamiento (Trt) y 4 lechones por corral. Los dos grupos experimentales fueron:

resultados1

• Trt 1- Lechones que recibieron una dieta control sin plasma porcino atomizado?

• Trt 2- Lechones que recibieron una dieta en forma de harina conteniendo un 5% de plasma porcino atomizado comercial PCR positivo para PEDv (Plasma porcino Ct=26,2: Pienso completo Ct=30,1).

La composición de ambas dietas fue similar a la estándar comercial para lechones destetados. El plasma porcino atomizado se incluyó al 5% reemplazando concentrado de soja en condiciones iso-lisina. El lote de plasma porcino atomizado utilizado fue el que presentaba menor valor de Ct de todos los producidos a lo largo del año 2014. Las dietas utilizadas se administraron en forma de harina durante 14 días post-destete, tras ese tiempo todos los animales recibieron una misma dieta control durante 7 días adicionales. La instalación en la que se realizó el experimento, había alojado anteriormente animales negativos para el virus de la PED.

Durante todo el ensayo se controló diariamente la aparición de síntomas clínicos relacionados con enfermedad respiratoria y entérica, así como la aparición y severidad de diarrea en todos los corrales y animales del ensayo. Se realizaron hisopos rectales de cada uno de los animales en los días 0, 3, 7, 14 y 21 para análisis de PEDv por PCR. Los animales fueron sacrificados y necropsiados el día 21 para control macroscópico de los principales órganos y tejidos con el fin de detectar cualquier anomalía. Así mismo, se recogieron muestras de contenido intestinal para análisis de PCR, muestras de tejido intestinal para IHC y muestras de sangre para analizar la presencia de anticuerpos contra el virus de la PED.

Resultados:
(Cuadro 5)

Los resultados demuestran que tras alimentar lechones con una dieta conteniendo un 5% de plasma porcino atomizado comercial PCR positivo para el virus PED no existe ninguna evidencia de infectividad a lo largo de los 21 días post-destete.

Resultado
4:
Infectando directamente con virus sobre muestra de plasma bovino atomizado se comprobó que el virus no sobrevive el tiempo que conlleva la cadena de distribución del plasma

En este experimento una cantidad conocida de plasma porcino atomizado fue inoculado con el virus PED hasta una concentración final TICD50 de 103 por gramo de producto y mantenido a temperatura ambiente (20-22ºC) durante una semana. Las infectividad de las muestras iniciales y finales se testaron en células VERO en cultivo tal y como se ha descrito en estudios anteriores. A los 7 días de almacenamiento no se detectó virus PED infectivo en el plasma atomizado previamente inoculado.

Resultados:
(Cuadro 6)

En base a los resultados obtenidos en el estudio anterior, se inició un nuevo experimento diseñado para comprobar la incidencia del tiempo de almacenamiento del plasma atomizado a diferentes temperaturas sobre la supervivencia del virus PED. En este experimento se contaminó externamente con el virus PED plasma bovino atomizado que fue almacenado a 4, 12 y 21ºC. El aislamiento del virus, como se indica en experimentos anteriores, se realizó en los días 0, 7, 14 y 21 tras inoculación del virus (en total 12 muestras analizadas).

Resultados:
(Cuadro 7)

Conclusiones:

• El virus de la PED sobrevive en plasma atomizado hasta 14 días cuando se almacena a 4ºC, pero no sobrevive cuando el tiempo de almacenamiento a 4ºC es de 21 días

• A 12ºC el virus de la PED sobrevive en plasma atomizado hasta 7 días, pero no sobrevive cuando se almacena 14 o 21 días a esta temperatura

• A 21ºC (temperatura ambiente) el virus de la PED no sobrevive en plasma atomizado durante 7, 14 y 21 días.

• La supervivencia del virus de la PED cuando se inocula en plasma atomizado es dependiente de la temperatura y el tiempo de almacenamiento. El tiempo de supervivencia del virus es mayor a temperaturas inferiores de almacenamiento.

Los productos secados por atomización tienen una humedad inferior al 8% y una actividad biológica del agua inferior a 0.6. Los resultados indicados anteriormente sobre la estabilidad del virus PED en plasma atomizado, demuestran que incluso cuando el producto se almacena a 4º C el virus desaparece en 21 días.

El lote de plasma porcino atomizado investigado por la CFIA fue secado por atomización el 12 de noviembre de 2013. El cliente recogió el producto el 11 de diciembre de 2013, es decir, 29 días después de su atomización. El primer caso de diarrea epidémica porcina (PED) en Ontario se dio a 7 conocer el 22 de enero de 2014, lo que supone 71 días después del secado por atomización del plasma porcino.

Por lo tanto, resulta muy poco probable que el plasma porcino se hubiese contaminado en el almacén de la planta de producción, dado que el virus no hubiese podido sobrevivir en un ambiente seco más de 21 días, incluso a las condiciones ambientales invernales que tenía el almacén. Las temperaturas ambientales de la planta de producción y almacén de Iowa durante los últimos días de enero e inicio de febrero fluctuaron entre -2,8ºC y +2,8ºC (Figura 1). Durante ese mismo tiempo, la temperatura del plasma atomizado producido y almacenado en big-bags de 1 tonelada se mantuvo por encima de 15ºC durante al menos 7 días tras su secado.

Continuará…

Investigaciones realizadas por la Asociación Norte Americana de Productores de Hemoderivados de Origen Animal Secados por Atomización (NASDBPP).

Read more...
Subscribe to this RSS feed

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones a nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: