Menu
loading...

Un caso de campo: uso del ecógrafo para la reducción de los días no productivos

Un caso de campo: uso del ecógrafo para la reducción de los días no productivos

Los días no productivos son todos aquellos días en que las cerdas a partir de su entrada en área reproductiva y hasta su sacrificio, no están gestando, ni lactando, y pueden tener una repercusión negativa para la economía de la empresa porcina. El uso del ecografo reduce los días no productivos.

Si analizamos el lapsus inter partus (LIP) de una cerda, esta posee un largo de gestación de 114 días, una lactancia de 21 días y un periodo destete-celo de 5 días, la sumatoria de todo esto nos da un LIP de 140 días.

Desde el punto de vista teórico esto es muy cierto, sin embargo, cuando nos vamos a una granja estos datos pueden cambiar un poco, pues las gestaciones de las actuales líneas maternas poseen promedios de 115 días de gestación, en algunas explotaciones las lactancias son de 28 días y en algunos casos el periodo deste-celo puede llegar a los 7 días como promedio, por todo lo anterior, se puede asignar que el LIP de una cerda se encuentra en el rango de los 140 y 150 días, un día por sobre este rango, ya lo podríamos considerar como una repercusión negativa para la economía de la empresa porcina. Si una cerda posee un LIP de 140 días, podría tener 2,6 parto al año, un resultado que muy pocas veces lo vemos en la práctica.

Muy pocas granjas porcinas realizan un análisis de cómo se encuentran sus días no productivos (DNP), a continuación, veremos cómo una granja redujo sus días no productivos usando una herramienta que le cambio el flujo económico, el ecógrafo.

El caso se presentó en una granja ubicada en Latinoamérica, la cual posee una población de 1800 cerdas productivas, con un sistema de ciclo cerrado con bandas semanales de 60 partos aproximadamente. Innumerables veces el propietario de la granja se quejaba por la cantidad de cerdas que no concebían el parto y llegaban vacías a la jaula de lactancia o bien eran detectadas a muy tardía edad en la etapa de gestación.

En el siguiente gráfico se muestra la cantidad de cerdas detectadas a edad tardía de gestación como “vacías” o sea sin la presencia de cuerpos fetales a partir de los 60 días de gestación hasta la fecha prevista de parto.

Un caso de campo 2

La gráfica muestra que 129 cerdas fueron detectadas como “vacías” durante un año de producción. Para interpretar esta cifra, es preciso determinar cuántas cubriciones se realizaron en ese periodo y obtener el porcentaje que representan estas cerdas vacías sobre el número total de cubriciones.

Como la granja posee un flujo semanal de 90 partos, las cubriciones son alrededor de 100 cerdas por semana (Fertilidad al 90%), por tanto la cantidad de cubriciones al año son 5200 (100 cubriciones x 52 semanas). Con todo lo anterior se puede decir que la empresa posee un 2,48% de cerdas vacías.

¿Cuál es el objetivo de cerdas vacías? ¿Cuál es el límite de intervención?

Según nuestra experiencia, una granja con una buena detección de cerdas vacías en gestación, debería trabajar con un objetivo de 0,5% de cerdas vacías y marcar como límite de intervención el 1%, en palabras sencillas, una granja de 1000 cerdas, no debería tener más de 2 cerdas vacías por mes, si tenemos más, estamos perdiendo dinero y oportunidad de vender más kilos de cerdo.

Un caso de campo 3

¿Cuánto dinero tendrá de pérdida esta granja?

En la mayoría de las granjas porcinas, el costo de 1 DNP se encuentra entre los 2 a 3 dólares americanos (USD), por lo cual este valor económico se puede usar para determinar el impacto económico que poseen los DNP´s en una granja porcina. Lo ideal sería que cada empresa determinase el costo de su DNP, sin embargo, a veces tenemos que ver las pérdidas económicas para tomar acción en la gestión de ese tipo de parámetros.

A continuación, mostramos la cantidad de DNP´s que estaba generando esta empresa.

Un caso de campo 4

Como podemos ver en la tabla, en la primera columna hemos registrado la cantidad de cerdas vacías en el periodo de un año de producción, en la siguiente columna hemos registrado el objetivo promedio que se debería esperar en ese periodo de gestación, mientas que en la siguiente columna se calculó la cantidad de cerdas que están por sobre el objetivo (cerdas pérdida) y son las que realmente están generando pérdidas al sistema productivo.

Para determinar los DNP de cada periodo, hemos restado el promedio del periodo, por 60, por ejemplo en el periodo “74 a 80 días”, los DNP se calculan restando 77 días menos 60 días, se usa 60 días porque es la edad de gestación donde comienzan a detectarse la cerdas vacías.

Una vez obtenidos los DNP´s de cada periodo, estos se multiplicaron con las cantidad de “cerdas pérdida” de cada periodo, obteniendo como resultado final el total de DNP´s por periodo de gestación y por consiguiente, la sumatoria de todos estos. Con todos estos cálculos, se puede decir que la empresa tuvo 3162 DNP´s en el periodo de un año y que valorizados económicamente corresponden a $9.486 USD.

¿Qué hizo la granja con esta repercusión económica?

Tras determinar el impacto económico que tenían las cerdas vacías en el sistema productivo, la granja compró un ecógrafo y capacitó a 2 personas responsables de la reproducción para su uso. El objetivo de la compra era determinar con antelación el momento en que la cerda se e n c o n t r a b a s i n f o r m a c i ó n de embriones y así enviarla inmediatamente a la sala de cubrición.

A partir del día 23-24 de gestación se implementó el chequeo de las cerdas y aquellas que estaban dudosas, se les repetía la acción el día 30 de gestación.

Un caso de campo 5

Tras 5 meses de la compra del ecógrafo, la cantidad de cerdas vacías disminuyó significativamente (ver gráfico 2), de un 2,48% de cerdas vacías, la granja bajó a 0,8%.

Al cabo de 5 meses, el productor ya tenía a más cerdas gestando y la inversión de la compra del ecógrafo y capacitación a los encargados, ya se encontraba amortizada.

En Latinoamérica, son muy pocas las empresas que han implementado el uso del ecógrafo, mientras que en otros países, principalmente los de la Comunidad Europea, esta herramienta la poseen por lo menos el 80% de las empresas porcinas y es una inversión que no tiene barreras al momento que se desee implementarla.

Es preciso que, en nuestros países, realicemos un análisis técnico-económico de cómo las cerdas vacías impactan en nuestro sistema y así determinar la compra de este tipo de equipos.

Un caso de campo 6

 

Si bien esta herramienta no reemplazará la detección de celo con macho, pero potenciará aún más la detección de hembras repetidoras en los sistemas de producción porcina y reducirá significativamente los DNP´s. SP

 

 


 

 

Artículo de Reinaldo Cubillos G., Veterinario. Máster en Sanidad y Producción Porcina, Coach profesional, Director Consultora SwineAdvisor, Chile - See more at: http://www.elsitioporcino.com/ articles/2668/un-caso-de-campo-uso-del-ecagrafo-para-la-reduccian-de-los-daas-no-productivos/#sthash. LGkTVMjJ.dpuf

back to top

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones a nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: