Menu
loading...

Aumentando la longevidad de las cerdas- un enfoque nutricional (Segunda parte)

  • Written by  Rafael Durán Giménez-Rico, DuPont - Danisco Animal Nutrition
Aumentando la longevidad de las cerdas- un enfoque nutricional (Segunda parte)

  Nutrición  

 

Optimizando P y Ca.

Una estrategia para asegurar la mejor resistencia de los huesos de las cerdas podría ser el simple y directo incremento de los niveles de  Ca y P en sus dietas y esperar lo mejor. Sin embargo, esto no resulta ser un enfoque eficaz ni siquiera saludable para la cerda. El aumento de niveles de fósforo inorgánico en las dietas no sólo es costoso, también tiende a incrementar el nivel de Ca en las mismas si se utiliza, como es frecuente, el fosfato bi-cálcico. Unos niveles excesivos en la dieta de Ca puede llevar a la cerda a infecciones en el tracto urinario debido a un incremento del pH de la orina; además se pueden provocar reducciones de los mecanismos de defensa de la cerda contra la invasión de bacterias patógenas en el tracto urinario y reproductor. Esto también puede conducir al incremento de los problemas de fertilidad en las cerdas.

aumentando1

En este punto y con la información y conocimientos de los que disponemos,  parecería que, antes que aumentar los niveles de Ca y P en exceso, tendremos que procurar mejorar la utilización de éstos por parte de las cerdas. Posiblemente esta estrategia sea la más económica y al mismo tiempo la más saludable. Este enfoque también tiene como consecuencia  unos beneficios medio - ambientales muy importantes al estar reduciendo de manera significativa (hasta >30%) la excreción de P al medio ambiente.

La mayor parte del P en los cereales y otras semillas vegetales está presente como fitato, lo que le convierte en un nutriente no disponible para el cerdo. En un estudio reciente (2009-2010) realizado por la empresa Danisco Animal Nutrition, se confirma que el 78% de fósforo en el trigo y el 88% en el maíz, está presente como fitato. El fitato no sólo afecta a la disponibilidad del fósforo, sino que  también reduce  la del calcio debido a sus efectos anti-nutricionales.

La solución al problema de la falta de disponibilidad de los minerales ligados al fitato es la fitasa; su uso permite la degradación del fitato del alimento. La adición de fitasa en las dietas de los cerdos/cerdas permitirá la degradación del fitato, haciendo que el P y otros nutrientes sean fácilmente disponibles para el animal. Este proceso comienza en el estómago, de ahí la importancia de que la fitasa sea estable en un medio ácido.

Además de liberar el fósforo ligado al fitato, la fitasa reduce también la capacidad de unión de fitato con calcio, entre otros cationes, aumentando de esta manera su biodisponibilidad.

Numerosos ensayos durante el destete y en  cerdos en crecimiento y en finalización, han demostrado que la fitasa permite una reducción de los niveles de fósforo y calcio en dietas para cerdos, sin que se observen efectos perjudiciales sobre el crecimiento y rendimiento de los animales.

Además se observa una respuesta lineal a la adición de fitasa y la retención de ceniza en el  peroné, que es un indicador de las reservas minerales de los huesos  y la fuerza de éstos en los cerdos (Figura 1). Otros trabajos Universitarios realizados en los EE.UU. y Canadá mostraron que la fitasa aumentó la digestibilidad del fósforo y del calcio en cerdas gestantes y lactantes (Figura 2 y 3).

Por lo tanto, la fitasa es una herramienta eficaz para incrementar la disponibilidad de fósforo y de calcio en la dieta para cerdos.

El empleo de fitasa en la alimentación del ganado porcino se ha convertido en una estrategia fundamental para  desarrollar y mantener buenas reservas de minerales en los huesos de los cerdos/cerdas con el fin de  evitar problemas posteriores en las patas, tales como cojeras.

Conclusión

Los niveles de P y Ca en los alimentos destinados a  la cría, recría, gestación y lactación, deben  ser manejados cuidadosamente para conseguir el nivel máximo de salud de las cerdas y su  permanencia por largo tiempo en la producción.

Un nivel de reposición excesivo de cerdas dentro de la producción se traduce en consecuencias negativas en la economía de la misma.

Las etapas críticas dentro del ciclo de vida de la cerda, durante el cual las necesidades de fósforo y calcio tienen mayor impacto sobre la mineralización ósea, su  fuerza y resistencia, son del destete hasta los 30 kg de peso y durante la lactación. SP

 

 

back to top

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones a nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: