Menu
loading...

Aprueba Seduma mega granja, pese a rechazo

Habitantes de Homún afirman Secretaría no contempla daños ambientales


 

El titular de la Seduma (Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente) Eduardo Batllori Sampedro dijo que la granja porcícola que la empresa Kekén edifica en el municipio de Homún tiene la aprobación de esa institución a pesar del rechazo de la población por la contaminación que generaría; el gobierno de Rolando Zapata Bello ha sido acusado por los habitantes de dicho municipio de no haber informado, ni consultado a la población.

Los habitantes de Homún anunciaron que defenderán sus derechos como pueblo maya y dijeron que buscan proteger “nuestras aguas y territorio de la contaminación que generaría una mega granja de cerdos”.

Como se recordará, a pesar de que en Homún se encuentran dos áreas naturales protegidas, el día 13 de octubre del 2016 el alcalde de Homún otorgó el permiso de uso de suelo para la construcción de naves porcícolas y estructuras de tratamiento de aguas residuales. Posteriormente, tras las presión de la población, el 29 de junio el permiso fue revocado en sesión extraordinaria de Cabildo. Sin embargo, dicho proyecto se encuentra actualmente en construcción en el predio marcado con el número catastral ciento diez ubicado a la altura del kilómetro ocho, carretera Homún-Huhí.

Los habitantes entrevistados recuerdan que el 13 de octubre de 2016, el presidente municipal de Homún, Enrique Echeverría Chan, sin contar con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), otorgó el permiso de construcción de naves porcícolas y unidades de tratamiento de aguas residuales a Producción Alimentaria Porcícola, Sociedad de Producción Rural de Responsabilidad Limitada de Capital Variable para efectuar la construcción. 

Ante esta situación los pobladores de Homún se organizaron y presentaron escritos solicitando la intervención de diversas autoridades: en primer lugar, del gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, así como de los titulares de la Seduma, Semarnat, Profepa, Conagua y del Ayuntamiento de Homún con el fin de evitar un daño irreversible al medio ambiente, según dijeron.

A pesar de esto, Batllori Sampedro dijo al respecto que la dependencia que dirige ya otorgó a la “nueva granja de cerdos los permisos necesarios, pese a que una parte mayoritaria de los pobladores afirman que miran con inquietud su construcción, ante las posibles afectaciones que pudiese tener en el pueblo su funcionamiento”. 

Batllori argumentó que la granja tendrá una planta de tratamiento de aguas residuales además de los famosos biodigestores, los que admitió no serán suficientes.

Los habitantes señalan a la Seduma por autorizar a la empresa la MIA, sin haber observado el principio precautorio que establece que las autoridades deben tomar medidas necesarias a fin de evitar un posible daño ambiental y a la salud, cuando no hay evidencias científicas suficientes, para asegurar que dicho daño no será producido.

Recursos legales

Explicaron que "los pobladores de Homún, ante tales acontecimientos hemos iniciado diversos recursos legales, tales como la presentación de dos demandas de amparo ante el Poder Judicial de la Federación, la intervención también en el juicio iniciado por la empresa para defender ante el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa del Poder Judicial del Estado de Yucatán el derecho a decidir de nuestro pueblo y al medio ambiente sano, así como diversas denuncias ante la Profepa".

Por su parte, la empresa Producción Alimentaria Porcícola promovió ante el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa del Poder Judicial del Estado de Yucatán, un Juicio Contencioso Administrativo en contra del Ayuntamiento y del presidente municipal de Homún, demanda que quedó radicada con el número de expediente 91/2017. Con motivo de esa demanda, el 18 de julio de 2017 el magistrado Miguel Diego Barbosa Lara, otorgó a la empresa la suspensión de los actos que reclamaron, ya que consideró que continuar con su construcción no representa un perjuicio a un evidente interés social, ni contraviene disposiciones de orden público. La audiencia de pruebas y alegatos de este juicio se fijó para el 28 de septiembre del presente año.

Obra en zona de ecosistemas delicados

La mega granja porcícola ocuparía un área de ciento diecisiete hectáreas (117 has.) y estaría poblada con aproximadamente 45,000 cerdos. Esta enorme cantidad es definida como amenaza real por los habitantes, pues podría contaminar el suministro de agua en el Anillo de Cenotes y las lagunas de Yalahau, poniendo en riesgo el acceso al agua para toda la zona metropolitana de la capital del estado".

Homún es uno de los 53 municipios dentro del Anillo de Cenotes, el cual fue decretado como área natural protegida por el gobierno del estado, según el decreto 117, publicado en el Diario Oficial del Estado el 28 de octubre de 2013.

“La reserva tiene la capacidad de disponer de agua limpia para una zona metropolitana cuatro veces del tamaño actual y nuestro pueblo está ubicado en la zona de ‘recarga’ de dicha reserva, que prohíbe expresamente actividades que no sean compatibles con el cuidado del medio ambiente o que tengan un impacto negativo en los ecosistemas, de acuerdo con los artículo 7 y 8 del decreto 117”, señalan los habitantes.

Advierten que “se reitera la importancia del Anillo de Cenotes como la zona de captación para el Acuífero Península de Yucatán, además de ser la fuente de agua dulce utilizada por la fauna que se distribuye en Yucatán, y por su importancia como sitio de descanso en la ruta de diversas aves acuáticas durante sus migraciones al sur del continente, aunado a su enorme contenido de peces endémicos de agua dulce y anfibios de la región”.

Los habitantes dijeron en entrevista que "para nosotros es claro que la actividad porcícola, en una zona donde existen dos áreas naturales protegidas, no es una actividad que resulte compatible con el ordenamiento territorial y el programa de manejo de un área natural protegida, ya que de acuerdo al artículo siete del Decreto 117 donde se establece la Reserva Estatal Geohidrológica del Anillo de cenotes, las modalidades a las que se sujetará el uso de suelo dentro de la reserva serán aquellas que sean compatibles con el aprovechamiento y preservación de los recursos naturales, así con la integridad funcional y capacidades de uso de los ecosistemas".

Señalan que "nosotros sabemos que la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos indígenas, el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Constitución Estatal de Yucatán (artículo 7 BIS) reconocen que somos los mayas que vivimos en Homún quienes debemos decir cómo debe de ser la vida en nuestro pueblo".

Anuncian consulta

El comité maya “Kana’an Ts’onot” anunció que decidieron "en plena autonomía de nuestros derechos organizar una consulta para que el pueblo de Homún decida sobre el proyecto. Siguiendo los estándares internacionales del Convenio 169 de la OIT, la consulta consta con una fase informativa, donde las autoridades del gobierno involucradas nos proporcionarán información sobre posibles afectaciones que tendrá respecto a nuestros derechos colectivos. De igual manera, el próximo domingo 8 de octubre el pueblo deliberará las decisiones tomadas en consulta, tras el diálogo con autoridades", concluyeron.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fuente: La Jornada Maya 
Read more...
Subscribe to this RSS feed

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones a nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: