Menu
loading...

El USDA estima que China reducirá sus importaciones de carne de cerdo en un 22% en 2019

El USDA estima que China reducirá sus importaciones de carne de cerdo en un 22% en 2019

A la espera de cómo siga y se resuelva la situación de la peste porcina africana


 

El Servicio Exterior del Departamento de Agricultura de EE.UU (USDA) ha elaborado un informe sobre la evolución prevista para el sector porcino en China de cara a los próximos años. Las previsiones hechas con anterioridad para 2019 marcaban existencias iniciales en 45 millones de cabezas, alrededor de un 1% de aumento interanual.

Este aumento se debe principalmente a la consolidación y expansión de las operaciones a gran escala que buscan expandir su participación de mercado, a pesar de la demanda debilitada de carne de cerdo.

Durante 2016 y 2017, cuando los precios del cerdo estuvieron en niveles récord, estas grandes compañías cosecharon grandes ganancias y ahora están buscando crecer para consolidar su participación de mercado y exprimir a los productores más pequeños.

Por ejemplo, para finales de 2018, el mayor productor de cerdos de China, Wens, planea sacrificar 22 millones de cabezas de porcino, aproximadamente un aumento anual de 15 a 20% a sus números de sacrificio. El objetivo es lograr una cuota de mercado del 10 por ciento en China.

Muchas grandes empresas de porcino siguen la misma estrategia; fuentes de la industria indican que en los primeros cuatro meses de 2018, la producción porcina de las siete compañías de producción porcina listadas públicamente aumentó un 43% con respecto al año anterior. Estimaciones posteriores aseguran que la expansión seguirá en 2019, pero a un ritmo más lento. A medida que las empresas se modernizan, sacrifican a sus cerdas menos productivas y aportan nueva capacidad en línea. Además se prevé que la productividad de las cerdas mejorará enormemente en 2019.

Pero tras los brotes de peste porcina africana, los únicos métodos para controlar la propagación son la cuarentena estricta y la despoblación masiva. Como los brotes ya han llegado a la provincia de Henan, la principal región de cultivo porcino de China, es posible que estos brotes tengan un efecto significativo en la producción de 2018 y 2019.

La producción de carne de cerdo aumentará a 55,2 millones de toneladas en 2019, frente a las 54,14 previstas para este año 2018, tras el aumento de la oferta de animales vivos y la lucha constante por la cuota de mercado de las grandes empresas. Sin embargo, el aumento de la oferta de carne de cerdo se enfrentará a una demanda de consumo débil, lo que provocará una nueva caída en los precios de la carne de cerdo en 2019.

Y es que el consumo de carne de cerdo aumentará en un 1,2% en 2019 a 56,1 millones de toneladas. El principal motivo de este aumento es que la carne de cerdo sigue siendo la principal proteína para la creciente población de China. Sin embargo, si bien hay un aumento general en el consumo de carne de cerdo, el consumo per cápita de carne de cerdo en China es plano, o posiblemente disminuye. La tasa de consumo de carne de cerdo per capita ya es muy alta, de alrededor de 40 kg/persona y ha alcanzado un punto de saturación en muchas de las grandes áreas urbanas de China.

Con el aumento del nivel de vida, los consumidores están diversificando sus fuentes de proteína de carne y agregando más mariscos, carne de vacuno y cordero a sus mesas de comedor. Además, la carne de ave está creciendo en popularidad debido a las percepciones de los consumidores sobre el pollo como una proteína más saludable. Como resultado, la demanda de carne de cerdo se mantendrá estable durante 2019.

Con esta situación, se prevé que China importe un 22% menos de carne en 2019, hasta los 1,2 millones de t frente a los 1,53 millones de t previstos para este año 2018 y los 1,62 millones de t que llegó a importar en el año 2017. A medida que aumente la oferta interna y se enfrente al debilitamiento de la demanda interna, los precios disminuirán y la demanda de carne de cerdo importada se reducirá.

Actualmente, la UE representa casi dos tercios de las importaciones de carne de cerdo de China, pero algunos países de la UE han tenido sus propios problemas con la peste porcina africana. Polonia, Rumania, Hungría y Ucrania han informado casos de peste porcina africana en 2018.

Además, China impuso aranceles de represalia de un 50% adicional sobre los productos porcinos de los EE.UU. Como resultado, las importaciones de carne de cerdo de EE.UU. a China han disminuido rápidamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Eurocarne 

back to top

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones a nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: