Menu
loading...

10 Detalles comúnmente descuidados en el manejo de las granjas

10 Detalles comúnmente descuidados en el manejo de las granjas

La porcicultura nacional, pasa por un periodo de incertidumbre, debido al alto precio de los granos e insumos y un precio que al parecer de la mayoría de los productores, no genera utilidades; esto hace que el productor vea su actividad con desaliento y sin esperanza de continuar trabajando. Sin embargo viendo esto desde otro punto de vista, son muchas las cosas que se pueden y deberían de hacer para mejorar la productividad; ya que esto a final de cuentas es lo único que puede hacer el productor para mejorar sus resultados y continuar dentro de la porcicultura.

Sobre los precios de los granos e insumos, nada se puede hacer; pero si el productor cuida de manera minuciosa los detalles en la planeación de su producción y elimina los posibles errores en el manejo de su granja, será más eficiente, sin gastar más dinero en la mayoría de los casos; se comenta con frecuencia que una granja de cerdos bien manejada debe de vender 28 cerdos por cerda al año; sin embargo hay granjas que escasamente venden 14 y esto es debido a diversos factores y deficiencias en el manejo.

A continuación menciono 10 detalles ó errores que considero comunes en el manejo de las granjas, todos son importantes y pueden presentarse en cualquier orden.

1. El flujo de producción, no está sujeto a ningún presupuesto; la diferencia entre los grupos de montas, partos y destetes es marcada, dando lugar a un desequilibrio de edades en el inventario y un flujo de ventas irregular. Esto ocasiona un desajuste constante en el equilibrio de entradas y salidas de dinero, que genera gran fragilidad económica.

2. No se tiene un plan de trabajo definido, las labores diarias están sujetas al sentimiento del encargado ó al dueño de la granja sucediendo con frecuencia omisiones y olvidos.

3. Mal manejo del clima, aún cuando se cuente con equipo y accesorios para este fin; simplemente no se usan, por falta de mantenimiento o son usados a discreción sin tomar en cuenta la temperatura ambiente ó no se cuenta con los accesorios adecuados para brindar a los cerdos un clima adecuado. Se da por sentado que los cerdos pasen calor o frio, sin tener en cuenta las consecuencias en la producción.

4. Jamás se capacita al personal, obteniendo un trabajo de media calidad, buscando siempre mano de obra "barata" y practicando el círculo "haces como que me pagas yo hago como que trabajo".

5. No existen normas de sanidad y, aunque se cuente con la infraestructura para implementarlas, esto simplemente se ignora por comodidad.

6. No se maneja ningún sistema completo de registros de producción, de tal manera que no es posible analizar parámetros importantes para tomar decisiones ciertas, cambios en el manejo, evaluar medicaciones, calendario de vacunación ó simplemente como herramienta de planeación.

7. Se desconocen los consumos de alimento en cualquier etapa, ignorando la conversión y en general la calidad del alimento que se consume; cayendo con frecuencia en la trampa de comprar lo más barato, aunque a final de cuentas salga más caro.

8. No se toma con seriedad la asistencia técnica, se reciben asesores de todos lados y si es gratis mejor, pero nadie es responsable de la buena conducción de la granja, además muchas de las indicaciones tienen tendencias comerciales.

9. No se tiene definido un plan de mejoramiento genético continuo, en ocasiones se compran lotes de cerdas o un semental, con la firme convicción de iniciarlo, pero con el tiempo se olvida; haciendo que la compra de genética sea un gasto en lugar de una inversión, agregado a esto las cerditas que se compran no se introducen al hato de forma adecuada, debido a una deficiente cuarentena o plan de adaptación, tampoco se cuenta con una área de cuarentena y entran directas a la granja, sin importar de donde vengan.

10. A final de cuentas no se tiene una administración adecuada, que analice los problemas principales, incluyendo los económicos y defina los pasos a seguir para solucionarlos; cuando sube el precio del cerdo, en lo primero que se piensa es en crecer incrementándose los gastos y cuando baja, se inicia la despoblación creando una inestabilidad económica en donde jamás hay dinero ni entusiasmo.

Pueden existir 10 detalles más que se deberían de enumerar, pero cada uno de estos que menciono, correctamente analizados y desglosados, dan lugar a un tema completo y extenso. Esto no es una crítica es una invitación a la reflexión de que a pesar de la situación "aún" se pueden hacer muchas cosas para mejorar y sobre todo, en muchos casos sin inversión; solo se ocupa trabajo.

Ojala su granja no tenga ninguno de estos detalles.

back to top

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones a nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: